La historia que hoy te mostramos te hará ver que en la vida se presenta situaciones que son realmente difíciles, donde las decisiones que tomes te marcarán por el resto de tu vida. Está es una carta que sin conocer la veracidad de la misma ha llegado a las redes sociales causando un gran impacto, puesto que todo aquel que la ha leído queda en shock.

En esta carta se cuenta una situación que vive un padre de familia junto a una de sus hijas, aunque es terrible lo que pasa jamás me imaginé que cosas como estas podrían pasar, seguro que tras leerla quedarás sin palabras… Así que presta mucha atención a lo que cuenta el protagonista de esta historia. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Esta es la carta.

Gracias por esta ocasión, estoy desesperado, por favor no me juzguen de veras necesito ayuda.

Todavía no entiendo qué me pasa. Soy un hombre de 42 años, casado y con 3 hermosas hijas una de 7 , 16 y 21 años. Aunque la relación que llevo con mi esposa no es precisamente la mejor del mundo, la verdad es que los 2 nos llevamos muy bien y todavía conservamos algo de pasión, sin embargo, durante los últimos 4 meses ha sucedido algo que pese a que me hace muy feliz, me avergüenza y me hace sentir como la peor basura.

Cuando un sábado normal, mi esposa se levantó de madrugada, se dio una ducha, preparó el desayuno y salió a trabajar como siempre. Yo me quede en la cama dos horas más con mucho sueño, pues la noche anterior había trabajado una larga jornada.

Estaba dormido de forma profunda, cuando la puerta de mi cuarto se abrió y de forma veloz levante la cabeza; ahí estaba, mi hija de 16 años… Llevaba puesto un short que apenas cubría su trasero y una playera por la que se podían observar sus pechos.

Yo me voltee enseguida más de forma rápida se paró en frente de la cama, le pregunté que deseaba y ella sin pronunciar una sola palabra se abalanzó sobre mí y me abrazo por sobre las sábanas.

Desde ese momento sentí que algo extraño pasaba, pues a pesar de ser mi hija y de que como padre debí regañarla por aquel acto, no pude evitar sentir no solo incomodidad sino más bien asimismo una sensación extraña que sabía que no era conveniente.

Tras unos minutos salió de la habitación y mi corazón latía de forma veloz.

Los días pasaban y poco a poco los acercamientos de mi hija eran mucho más evidentes, además de que siempre estaba al pendiente de mi. No sé de qué forma ni cuando sucedió, pero me enamore de ella.

No solo era deseo ante aquella hermosa figura y aquel rostro angelical, es algo sensiblemente más fuerte, es amor.

Tras dos meses con aquella tormentosa situación para finalizar paso lo que debía pasar.
Mi esposa estaba en su trabajo, mis hijas en la escuela y me encontraba solo en casa (pues había salido de vacaciones) cuando mi hija llegó de forma súbita. Para ese momento el sentimiento era tan fuerte, que no pude resistirme.

Ella llegó y sin pronunciar una palabra comenzó a quitarse el uniforme frente a mis ojos, la abracé de forma fuerte y los 2 nos dejamos llevar hasta consumar el acto.

Han pasado cuatro meses y desde ese instante aprovechamos cuando su mamá se mete a bañar para estar juntos, nos querernos intensamente.

Me siento atrapado, no deseo dejarla por el hecho de que la amo y lo que menos deseo es herirla, pero sé que esto está muy mal, soy su padre y la hice mujer, ahora no puedo verla diferente

¿Qué puedo hacer si lo único que deseo es separarme y estar a su lado? es lo único que me importa. Por favor, ayúdenme, estoy desesperado”

En definitiva, esta situación es terrible donde como adulto y padre hizo las cosas como deberían de ser…

Cuéntanos lo que piensas de esta historia y déjanos tus comentarios en nuestra página de Facebook… Gracias por visitarnos. 😉

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide]