Hoy veremos cómo algunas personas están dispuestas a dar otros la oportunidad, sin importar su condición. Esta es la historia de un vagabundo que se encontraba pidiendo dinero en una cafetería llamada Abi, esto fue lo que sucedió en marzo de 2016 en Minneapolis, en los Estados Unidos.

Cuando el hombre entra a la cafetería, se encuentra con Cesia, quien le pregunta porque no tenía trabajo y que nadie obtenía nada gratis, luego que el vagabundo cuenta sus razones lo que hace Cesia, no se lo esperaba. Así que mira lo que hizo es realmente admirable. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Cuando el vagabundo llamado Marcus, le dijo a Cesia que trabajar era lo que más quería pero explicó que debido a un historial de delitos, las personas no confiaban en él. Pero, ella en vez de sacarlo hace algo grandioso.

cecia1

Resulta que Cesia Abigail, era la dueña de la cafetería Abis’s Café en Minneapolis Minnesota, Estados Unidos.

ringer1

A pesar que la economía ha sido un poco complicada, ella no ha dejado de luchar por mantener su cafetería en servicio.

Cuando llega Marcus, un hombre sin hogar a pedir dinero, ella sentía mucha pena por el hombre y no tenía dinero para darle.

Puesto, para ella llegar a fin de mes era todo un reto, aunque sobraba el trabajo, casi siempre le faltaba dinero, además necesitaba ayuda en su restaurante.

cesia

Ese día andábamos cortos de personal”, cuenta Cesia en su Facebook.

”Así que le pregunté: ¿quieres trabajar? ¡Tengo trabajo para ti!”.

Sus ojos se iluminaron y su sonrisa me alegró el día.

“Por supuesto, lo hago feliz por un poco de comida”, le respondió Marcus.

¿Y adivina qué? Van ya dos semanas que viene al café y hace su trabajo… Ayuda a recoger la basura y lava los platos.

Y cuando le pagó, él compra, y paga, su propia comida en el restaurante, porque es lo que le hace sentir mejor.

marcus1

Ahora Marcus, es un hombre nuevo lleno de confianza en sí mismo. Incluso, Cesia vió como le compraba un bocadillo Marcus a una mujer que era vagabunda.

”Haz algo bueno por una persona un día y no los juzgues por pedir dinero… No sabemos nada de su situación, todos merecemos segundas oportunidades”, escribe Cesia en su Facebook.

Cuéntanos lo que piensas y déjanos tus comentarios si estás de acuerdo como Cesia que todos merecemos una segunda oportunidad… Gracias por visitar nuestra página. 😉

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide]