Cuando veas este contenido te darás cuenta de la reacción que tuvo este niño ante esta situación. Realmente sorprendió a todos de cómo protegió a su familia, no puedes dejar de ver esta noticia.

En esta historia de hoy es de un niño de 13 años que mata un hombre con la pistola de su papá para proteger a su familia. Nadie se imaginaba que actuara de esa forma y lo peligroso que un niño de tan corta edad manipule un arma. Lee hasta el final y danos tu opinión de esta historia.¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]
Un pequeño de trece años está en el centro del debate público en Argentina, después de que disparase y matase a un hombre que había ingresado a su hogar a robar en la localidad de Francisco Álvarez, al interior de la provincia de la ciudad de Buenos Aires.

El hecho se registró la jornada del miércoles, cuando cinco individuos ingresaron a su hogar con la pretensión de substraer objetos de valor o bien dinero en efectivo. Además de esto así mismo hirieron a la dueña de casa y madre del pequeño cuando cometían el asalto.

Al darse cuenta que su madre era agredida, el pequeño bajó al primer piso del inmueble, tomó una pistola que su padre tenía para defensa personal, se dirigió cara a los ladrones y disparó “como si fuera un juguete”, impactando a uno de los criminales, que murió en el sitio.

“Lo único que hizo fue apuntar tal y como si fuera una pistola de juguete o bien de PS y apretar el gatillo. El arma tenía una bala en la recámara y estaba lista para disparar; es para defensa”, narró Marcelo Salinas, papá del pequeño, consigna La Nación de Argentina.

Cuando el ladrón vio al niño portando una pistola respondió usando su arma de fuego, pero la bala del ladrón rebotó contra la pared y después rozó contra el hermano menor del dueño de casa, sin alcanzar a herir a nadie.

El hombre muerto fue identificado como Pablo Andrés González de 37 años y sólo tenía antecedentes de delitos menores cuando era adolescente, mientras sus 4 compañeros huyeron del lugar tras la balacera.

El fiscal que estudia el caso comentó que a pesar de que el pequeño no se le puede declarar culpable -siendo menor de trece años- el hecho obviamente califica como de “legítima defensa” y no como “ajusticiamiento”, con lo que va a ser suspendido cuando concluyan las pericias.

Un dato que no deja de llamar la atención es que este ladrón es el número veinte que muere por acción de un civil que repele el ilícito en la provincia de la ciudad de Buenos Aires.
Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide].