Te aseguro que cualquier semejanza con tu realidad no es solo coincidencia, estudios realizados de muestra que esos kilos de más cuando tienes una relación estable es normal. Así que es importante que te tomes unos minutos y descubre el ¿por que?.

El día de hoy te traemos este articulo de un estudio que nos muestra que las parejas mas felices y estables tienden a engordar. Descubre la razón leyendo hasta el final y disfruta de este contenido no lo dejes de ver te va encantar.¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]
¡¿35% más de lo normal?!

¿Desde el momento en que comenzaste a tener una relación estable sientes que engordaste? ¿o cada que vez que lo hiciste te sucedió? Pues la ciencia ha comprobado que es cierto. Una investigación de la Universidad de Queensland en Australia concluyó que las personas que están en relaciones estables y felices corren mayor peligro de aumentar de peso.

La investigación verificó que ciertas personas ganaron hasta diez kilogramos tras haber asumido una relación estable. Conforme los científicos, el inconveniente parece que cuando somos felices en una relación, nuestro hambre aumenta.

De entrada, muchas parejas que empiezan a conocerse y en general frecuentan bares y restaurants en las primeras citas. Después de ese periodo de enamoramiento acostumbran a hacer “picoteos”, grandes cenas en casa o bien pasan fines de semana mirando películas y comiendo helado en el sofá, por servirnos de un ejemplo. Estos panoramas pasivos, habituales en muchas parejas, y la cantidad de comida que ingieren son las claves del incremento de peso.

Otro punto clave es que las parejas felices y satisfechas “se relajan” al saber que atraen a su compañera o compañero no sólo por cuestiones estéticas y esto les tranquiliza a la hora de comer.

Según el estudio hay tres etapas en que las parejas comienzan a aumentar de peso: El período de relax que sigue a la sensación de enamoramiento intenso, tras las discusiones y peleas y luego de un embarazo.

Las parejas enamoradas tienden a comer más de la cuenta. El estudio probó que cuando se come acompañado, se ingieren en promedio, treinta y cinco por ciento más de comestibles de lo normal. Además de esto, la nutrición está ligada a los sentidos y a los vínculos, que son 2 aspectos que se estimulan cuando se está en pareja.

Las parejas que conviven asimismo engordan, de forma especial las mujeres, en tanto que al cocinar juntos todas y cada una de las comidas, se deja de lado el hecho de que las necesidades caloríficas de las mujeres no son exactamente las mismas que la de los hombres. Muchas mujeres cambian totalmente sus hábitos alimenticios, comiendo cosas que aun ya antes de la vida en pareja no les agradaban.

Las mujeres que conviven con sus parejas asimismo desarrollan una distorsión del tamaño de las porciones que ingieren, y muchas de ellas aceptaron comer exactamente la misma cantidad que su pareja, o bien aun porciones más grandes.

Otro estudio afín del Centro Nacional para la Información Biotecnológica de EE.UU. (NCBI) examinó el comportamiento de ciento sesenta y nueve parejas en sus matrimonios tras 4 años. Midieron sus peso, altura, satisfacción matrimonial, agobio, entre otras muchas variables y llegaron a afines conclusiones

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide].