Te aseguro que después que conozcas esta historia te darás cuenta de la gran bondad que tiene este niño que vendiendo su patineta desea con ese dinero poder ayudar sin recibir nada a cambio. Así que tomate unos minutos y conoce la historia de Mauco y para que quería vender su patineta.

La buena noticia de este niño que colocó su patineta en venta en el facebook de su mamá no solo logró la ayuda que quería dar, sino que cautivo a millones de personas que conocieron para que deseaba vender su patineta. Lee hasta el final y veas lo que un pequeño niño con su nobleza puede lograr llegar a los corazones de miles de personas.¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]
Uso el Facebook de su mamá para lograr dinero y llevar al animal al veterinario.

Mauco es un pequeño de 9 años que vive en Guaymallén, Mendoza, que ha conseguido apresar a cientos y cientos de usuarios en Fb por el ademán que tuvo al apreciar asistir a un cánido herido.

Mauco bañó, nutrió y cuidó a Rocko -como lo bautizó-, no obstante una pata lastimada lo forzaba a llevar a su nuevo amigo a una veterinaria a fin de que lo curasen.

Al decirle a su mamá, le afirmó que no contaba con el dinero para llevar al cánido a una clínica: “mi coyuntura económica ahora no es exactamente la misma de ya antes. Soy mamá separada y todo cambió. Cuando le afirmé que no tenía dinero para abonar un veterinario se puso mal. Estuvo de esta manera un día. Y al otro llegó del instituto con la resolución tomada”, explicó Laura Jorge al lugar TN.COM.

La solución del pequeño fue en poner a la venta una patineta que había recibido para el día del pequeño. Para ello, su mamá le prestó su Fb a fin de que hiciese su publicación y la propagara.
Mauco es un pequeño de 9 años que vive en Guaymallén, Mendoza, que ha conseguido cautivar a cientos y cientos de usuarios en Facebook por el gesto que tuvo al querer asistir a un perro herido.

Mauco bañó, nutrió y cuidó a Rocko -como lo bautizó-, sin embargo una pata lastimada lo forzaba a llevar a su nuevo amigo a una veterinaria a fin de que lo curasen.

Al decirle a su mamá, le afirmó que no contaba con el dinero para llevar al cánido a una clínica: “mi situacion económica ahora no es exactamente la misma de antes. Soy mamá separada y todo cambió. Cuando le dije que no tenía dinero para pagar un veterinario se puso mal. Estuvo de esta manera un día. Y al otro llegó del instituto con la decisión tomada”, explicó Laura Jorge al lugar TN.COM.

La solución del pequeño fue en poner a la venta una patineta que había recibido para el día del niño. Para ello, su mamá le prestó su Facebook a fin de que hiciese su publicación y la propagara.

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide].