Después que conozcas la historia de esta mujer, te darás cuenta de que frente a las dificultades siempre podemos hacer lo que ella hace para salir adelante. Es importante que te tomes unos minutos y tomes conciencia de esta historia.

La historia que te traemos hoy es de una madre luchadora que no va a rendirse pese a las adversidades por la que esta pasando, luchando por su vida para seguir brindado su amor de madre y de esposa para su familia. Es necesario que te tomes unos minutos y leas hasta el final esta fuerte historia y lo mas importante, que estas a tiempo de hacerte tus chequeos para descubrir a tiempo cualquier problema de salud.¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]
Afirman que ya antes de fallecer vemos nuestra vida pasar en un momento, y eso fue lo que me sucedió a mí en el momento en que me enteré de que tenía cáncer de mama. Soy Bibiana Cortés, y como mujer y madre, les cuento mi historia a fin de que tomen conciencia sobre el tema y se efectúen chequeos para advertirlo a tiempo. Pues, tristemente, es una batalla que a todas y cada una nos puede tocar enfrentar.

Al comienzo tenía mucho miedo: con solo ver la expresión del doctor reafirmé lo que pensaba… No precisó decir más; todo era clarísimo. Y en la primera cosa que pensé fue en mis hijas.

Cuando le conté a mi familia, solo me abrazaron pues no sabían realmente bien de qué forma reaccionar. Mi hija pequeña me afirmó al oído que me amaba y eso fue el primer incentivo para pelear y no rendirme jamás.

Ha sido un proceso bastante difícil, sobre todo tras haberme operado. Apenas me vi al espéculo, entendí que parte de mí ya no estaba y eso se transformó en un desafío: debí admitirme nuevamente.

Debí aprender que era una persona diferente, mas que a pesar de todo, proseguía teniendo el amor incondicional de mi esposo y también hijas. Y claro, hubo días en los que sentí que ya no podía más: pasaba días en la cama, no tenía fuerzas y estaba enojada…

Mas cuando estaba a puntito de rendirme, pensaba en mi misión en la vida y sobre todo en mi familia: mi gran soporte y motivación para continuar con ellos.

Sé que todavía no llega el final. Sé que prosigo enferma pese al tratamiento. Mas no me voy a rendir. Voy a continuar combatiendo hasta vencer el cáncer de mama. En la vida siempre y en todo momento hacemos planes… Hasta el momento en que un día todo cambia, y no queda más opción que rendirse o bien levantarse y pelear con lo que más deseas.

El día de hoy me considero una superviviente y una guerrera. Es impresionante de qué manera el amor de madre puede impulsarte a continuar adelante y no rendirte frente a las adversidades.

Y me imagino que cada una tiene su motivación: las cosas horribles nos pasan a esos que podemos derrotarlas.

La lucha de Bibiana es un ejemplo a seguir. Durante el Mes Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, su historia puede ser la inspiración para miles de mujeres que se enfrentan a esta terrible enfermedad.

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide].