Cuando tenemos niños, es muy común que en ocasiones se les obligue a efectuar ciertas cosas, que al final ellos no quieren. Por ejemplo, el forzarlos a darle besos al resto de las personas, esto es algo que se va contra su voluntad, lo que causa que piensen que no mandan sobre su cuerpo.

Además, este tipo de situaciones se suele ver mucho, pero recuerda que el cariño no se impone y que el mismo nace de manera espontánea, por ello verás de qué forma esto puede afectar a tu pequeño si lo sigues obligando. Así que presta mucha atención y no te pierdas esta valiosa información. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.