En la historia de hoy veremos cómo a pesar de las circunstancias o incluso dificultades que pueden presentarse en la vida, al final nos damos cuenta que todo es posible. Esto fue lo que le sucedió a esta mujer australiana llamada Amanda, cuando durante 3 años había intentando quedar embarazada, lo logra.

Además, tanto ella y su marido había decidido mudarse a la casa de su sueños, la cual llevaban dos años renovando, pero un día todo cambió cuando le pasó esto a Amanda, fue impresionante. Así que no te pierdas el final de esta historia cuando la pareja se muda a su nuevo hogar. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Cuando, Amanda estaba con 36 semanas de embarazo y terminaba de mudarse a la casa de sus sueños, su marido de forma repentina, le afirmó que la dejaba.

Esta noticia fue terrible para esta australiana.

“Lo que sentí fue un shock, porque, claro está, no era lo que habíamos planeado. O al menos lo que yo había planeado. Fue muy duro”, cuenta Amanda.

Además, su dinero estaba invertido en la casa, y Amanda solo tenía un embarazo avanzado y una montaña de deudas.

Aunque, deseaba estar en la casa para criar a su bebé, esto sería casi imposible.

Sin embargo, cuando todo parecía sin resolverse, su historia llegó a una emisora de radio de Sídney, en el cual Amanda fue invitada.

“Cuando escucharon la historia de Amanda, decidieron darle algo que jamás iba a olvidar”, escribe la propia transmisora KIIS 1065 en Youtube.

Una vez que Amanda estaba en el lugar, no sabía qué esperar cuando le indican que mirara a una pantalla del estudio. Resulta que había una cámara que estaba grabando su casa, y dentro tenía un montón de sorpresas…

Mientras, recorrían el interior de la casa la locutora le daba la gran noticia a Amanda: puesto que tenía 6 meses pagados de servicios de limpieza, comida para los 3 próximos meses, aparte de todas y cada una de las cosas que precisaba para la llegada del bebé.

Pero, en el instante que abre el horno… Estaban 10.000 dólares australianos que le servirían para ayudar a abonar su hipoteca.

Amanda, no podía contener las lágrimas de la emoción, puesto que el resto del embarazo y las primeras semanas de su bebé, no tendría ya que preocuparse solo debía darle amor a su hijo…

Este el reportaje de esta increíble historia…

 

Cuéntanos lo que piensas de la historia y de ese hermoso gesto de solidaridad que recibió Amanda, déjanos tus comentarios… No olvides compartir con tus familiares y amigos. Gracias por visitar nuestra página. 😉

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide]