Luego que conozcas la psicología que manejan los dueños de las tiendas con nosotros no caerás mas en estas mentiras. Es necesario que te tomes unos minutos y entiendas de lo que te hablamos.

Los 8 trucos que te traemos hoy son los que usan las tiendas para mentirnos y querer lograr su meta con sus compradores. Así que lee hasta el final y recuerda dejarnos tu comentario que tu opinión es importante para nosotros.

Todos amamos ir de compras. Mas no te resultará agradable saber que las tiendas no te “aman” exactamente. Y es que toda vez que ves las excelentes ofertas, las etiquetas con buenos costes o bien las ropas de menores tallas que te quedan bien, es sencillamente pues te quieren mentir.

No importa lo que traten de hacer, ten por seguro que los intereses que tienen por prioridad son los suyos. Conociendo estos detalles puedes ahorrar mucho dinero y decidir de forma sabia donde gastarlo… Sin más ni más te dejamos con estos trucos…

1. Las tallas

Es una cosa que todos hemos podido apreciar. Los fabricantes y las distintas superficies no tienen un acuerdo concreto para medir los tamaños etiquetados en la ropa. De esta forma, en una tienda puedes lucir una talla pequeña que sea mayor que la mediana de otro sitio.

Y es que muchas amplían los registros de las medidas para hacernos sentir mejor y adquirir más. Un cambio de proporción que puede llegar hasta a veinte centímetros de diferencia en los vaqueros.

Lo mejor es ser siendo conscientes de las tallas estándar en este país y advertir de qué manera pueden estar engañándonos…

2. Estanterías

Los anaqueles de las tiendas a las que asistimos a menudo ordenan de forma precisa las situaciones de los productos.

Los más conocidos y costosos continuarán al nivel medio de la vista de los usuarios, al tiempo que los ítems más asequibles y de marcas blancas se van a quedar a nuestros pies, y no van a ser percibidos por exactamente el mismo número de individuos.

La próxima vez que vayas a adquirir, fíjate en lo que hay en los espacios inferiores, quizá te haga ahorrar…

3. Tentaciones

Las compañías de supermercados habitúan a contar con los productos de primera necesidad (como la leche) al final de las tiendas, a fin de que ya antes de ello transites cerca de caramelos, chocolatinas y piscolabis que no formaban una parte de tu presupuesto, mas en los que por último todos “caemos”.

Por mucha fuerza de voluntad no puedes negar haber comprado alguna vez un dulce o bien chicle ofrecido en la cola de espera para la caja registradora… Todo está fríamente calculado…

4. Las luces

Otra estrategia sutil con la que nos hacen adquirir más productos son las luces de los probadores de ropa. Los focos verticales que caen sobre los dos lados de los espéculos en los que te miras hacen tu figura más esbelta y evitan que veas ciertas sombras que cambiarían tu opinión drásticamente sobre una determinada prenda.

Ciertas imperfecciones continuarán ocultas a nuestros ojos y aparecerán más adelante…

5. Costos

Las diferencias entre las cantidades de las cosas que adquirimos asimismo juegan un factor principal en lo que gastamos. Bajando de costo un céntimo un número redondo hace que solo nos fijemos en la primera cifra, y también de manera inconsciente creamos que es una unidad más económico.

Semeja simple mas en general marcha realmente bien, si no no lo harían. Por otra parte, juntan productos extramadamente costosos con otros más económicos, mas que prosiguen siendo por su parte un enorme desembolso.

Ocurre desde en las tiendas de móviles (nos va a parecer baratísimo uno de quinientos dólares americanos en frente de otro de dos mil dólares americanos ) hasta en las cartas de los restaurantes…

6. Tamaños

Otra estrategia ignota es la de acrecentar el tamaño de los carros de la adquisición, puesto que sentimos la extraña necesidad de rellenarlos si bien nuestra pretensión sea adquirir poco.

Por esto es con lo que conforme pasan los años se marchan haciendo más grandes, una diferencia inapreciable, mas que suponen millones de dólares estadounidenses de beneficios para las compañías. Todo está supervisado por sicólogos que “atacan” a los puntos más enclenques de nuestras mentes…

7. Música

Las armonías ambientales que acostumbran a reproducirse en los supermercados están en especial compuestas a fin de que nos movamos más poco a poco, y de esta manera pasar de media considerablemente más minutos de los que deseábamos en un inicio.

En las de ropa van a poder músicas más veloces y populares, haciéndote sentir considerablemente más confiado contigo. El resultado es un entorno ideal para despilfarrar todo tu dinero… No permitas que te engañen más…

8. Exclusión de símbolos

La última treta de nuestro listado no es menos inteligente que el resto. Muchas compañías deciden suprimir el símbolo de la moneda que debería aparecer al lado de la cantidad del costo para distraer tu psique mientras que compras.

Está probado por estudios sicológicos que la gente gasta más al no percibir estos datos, y “relajar su bolsillo”. De este modo llegamos al final del artículo de el día de hoy, ¿qué te ha semejado? Coméntanoslo, nos interesa.

paraloscuriosos.com

NOTA:Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De Youtube Haz Click Aquí