Cuando veas como trajo a este pequeño al mundo nos damos cuenta que los padres deben estar muy prevenidos a la hora de encontrarse en cinta, la buena noticia es que pudo traer a este pequeño al mundo. Es necesario que te tomes unos minutos y conozcas la historia de esta pequeño que lucho para seguir con vida.

La increíble historia del bebé prematuro que nació en un carro y sin salir del saco amniótico. Así que lee hasta el final para que veas como hicieron para lograr que este bebé a pesar de su nacimiento en un lugar nada planificado se lucho para mantenerse con vida por su corta edad al nacer. Recuerda dejarnos tu comentario que tu opinión es importante para nosotros.

La mamá tenía veintinueve semanas de gestación, con lo que no creyó que daría a luz. Este caso ocurre una vez cada ochenta nacimientos.

“El cuerpo humano es una cosa verdaderamente increíble”, de este modo empieza la historia que Raelin Scurry contó por medio de Instagram, donde asimismo compartió una fotografía del nacimiento y el desarrollo de Ean, el pequeño milagro que sorprendió por su forma de llegar al planeta.

La historia transcurre a principios de agosto. Eran las diez de la mañana cuando Raelin comenzó a sentir las contracciones, mas no prestó atención, puesto que para su parto todavía faltaban cerca de siete semanas. Transcurrieron cuarenta y cinco minutos a fin de que se tomara de verdad los dolores de parto.

Con desespero, cuenta la mujer, tomó un tanto de ropa y informó a su prometido a fin de que partiesen cara el centro de salud. Llamó al novecientos once, mas por sus chillidos los policías poco le comprendieron, no obstante, su pareja tomó las bridas de la situación.

Su cuerpo no dio más espera: “Me quité los pantalones y me incliné, segura de que su cabeza estaba ahí. Empujé una vez y mi bebé prodigioso estaba aquí”, cuenta con sus palabras Raelin, si bien lo increíble apenas empezaba.

“Cuando miré cara abajo me percaté de que aún estaba totalmente envuelto en el saco amniótico”. Este increíble instante fue captado en una foto publicada en la cuenta de la feliz madre

La progenitora confiesa que en ese instante estaba atemorizada y que “todo lo que podía hacer era orar a fin de que estuviese bien”. Ella narra que el bebé recogió sus manos y pies cara el semblante, “como si comprendiera mis oraciones y quisiese sosegarnos que estaba bien”.

7 minutos trascurrieron desde el alumbramiento hasta el momento en que los progenitores llegaron al centro de salud y recibieron al bebé, que había natural de una camiseta.

Médicos determinaron que pesó 3 libras y el dictamen de su mamá fue que “es verdaderamente un bebé milagroso”.

De este modo han pasado los primeros días de EJ, a quien le dan cuidados singulares mientras que su cuerpo acaba de desarrollarse.

NOTA:Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De Youtube Haz Click Aquí