Cuando veas lo que logro hacer esta chica nos cuenta que es muy importante observar nuestro alrededor porque tu vida puede correr peligro o la de otra persona. Es necesarios que te tomes unos minutos para que conozcas lo importante que fue la reacción de esta chica para esta pequeña.

La historia que te traemos hoy es de gran valor para todos en general porque lo que sucede acá sucede a diario y muchas veces somos ciegos de lo que esta pasando a la persona que tenemos al lado. Así que es muy importante que leas hasta el final y compartas con tu familia y amigos que pueden ser los héroes de alguien que se encuentra en peligro.
¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]
Sube al autobús y ve plañir a una pequeña. Al caer en la cuenta que es un secuestro decide hacer esto:

No hay solamente horrible que oír el lloro de un pequeño pequeño clamando por su madre. Mas, ¿qué sucede cuando su madre está con ella y el infante prosigue chillando ¡deseo a mi mamá!? Eso fue precisamente lo que le pasó a la joven Maca Díaz una tarde de fin de semana en Baquedano en Chile.

Maca subió al transporte público desentendida, detrás de ella venía una pareja con una pequeña en brazos que parecía estar haciendo la peor pataleta de su vida, pataleaba, lloraba, chillaba y un mar de lágrimas rodaba por sus mejillas.

Ya sentados, subió el volumen de sus audífonos para eludir percibir el lloro mas este no paraba, la proseguía escuchando. Se quitó los audífonos y miró a la pareja con la pequeña, pese a haber muchos asientos vacíos estos se habían ido hasta el fondo del autobús y charlaban de forma muy violenta con la pequeña. De súbito la pequeña empezó a decir “¡deseo a mi mamá!”; era obvio que esos 2 no eran sus progenitores y que ni tan siquiera los conocía.

Maca estaba angustiada, no podía dejar que la pequeña padeciera y solicitara ayuda a voces, lloraba por sus progenitores. Algo le afirmaba que la situación no era normal, decidió hacer caso a su intuición y entró en acción. Quizás se trataba de un secuestro, creyó que era mejor prevenir que lamentar.

Con disimulo se puso de pie y paseó cara el chofer y le dijo: “Señor necesito solicitarle que por favor detenga la micro, ponga las luces de urgencia y cierre las puertas”. Le explicó lo que había visto y afortunadamente el hombre accedió a su solicitud.

Maca llamó a la policía y les explicó lo sucedido, una patrulla estaba a solo 2 minutos de distancia y se dirigía ya en ese momento a dónde se hallaban.

Las personas empezaron a alterarse en el autobús y a consultar la razón de la demora, el chofer les explicó: “Sosegados, no pasa nada, en dos minutos vamos a seguir”. El hombre que cargaba a la pequeña era el más intranquilo, entró en un colapso de desesperación y le empezó a timbrar sin reposo aguardando que las puertas se abriesen, al ver que no lo hacían le dio la pequeña a la mujer que lo acompañaba y empezó a patear las puertas para intentar escapar. La pequeña empezó a plañir con más fuerza y a solicitar por su madre.

En ese momento Maca se aproximó al hombre y le preguntó a dónde se dirigía, “No te metas” fue su contestación, “Tengo prisa y el transporte no avanza”. Mas la joven poniendo su vida bajo riesgo insistió: “¿Y la pequeña, de dónde la sacaste?”; respondió que era su sobrina mas cuando Maca preguntó a la pequeña si era su tío grito con sus fuerzas, tal y como si fuera su última ocasión de salvarse: “¡Noooooo!”. Fue entonces que Maca, mirando fijamente al hombre y con coraje, le dijo: “¡Te hurtaste a la pequeña!”.

Apenas un instante después llegó la policía y detuvo a la pareja, ninguno de los 2 tenía identificación, se los llevaron. Los oficiales explicaron a Maca que terminaban de reportar una pequeña robada con exactamente los mismas rasgos y que ahora la entregarían a su familia.

El chofer siguió su camino en el momento en que una señora se aproximó a Maca y le dijo: ¨Fuiste muy valiente, salvaste la vida de esa niña¨, mas , todavía con la adrenalina del instante en su sangre le respondió: “¡No gana nada con decirlo señora!”, y prosiguió levantando la voz a fin de que todos en el autobús la escucharan: “¿Por qué razón absolutamente nadie de las personas que venían acá hizo algo? Si no hubiese hecho nada, en unas horas la habrían matado o bien acabarían vendiéndola, no podemos continuar haciendo como que no vemos, todos tenemos pequeños cerca, debemos ser más valientes por nuestros pequeños, ¿Y si hubiese sido su hija, sobrina o bien hermana? Soy madre y me muero si a mi hija le pasa algo así¨.

La veloz acción de Maca y su osadía salvaron la vida de esta pequeña. ¿Cuántos casos deberá pequeños que son sustraídos de sus familias para no regresar a verlos? La seguridad de tus hijos es responsabilidad tuya; enséñale que es más esencial salir de una situación potencialmente peligrosa que ser bien educado, dile que debe confiar en sus instintos y que si algo levanta sospechas que se separe lo más pronto posible; cerciórate de que sepa su nombre, dirección y número cuando pueda memorizar estos datos; practica con tu hijo, preguntándole de qué forma respondería en ciertas situaciones peligrosas.

Comparte esta historia con valiosa información para todos y cada uno de los padres de familia que conozcas. Recuerda dejarnos tus comentario en facebook.

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide]

NOTA:Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De Youtube Haz Click Aquí