Después que conozcas la historia de esta mujer, te darás cuenta de que frente a las dificultades siempre podemos trabajar y salir adelante. Es importante que conozcas esta historia para que veas que en algunas culturas subestiman a la mujer, cuando ellas pueden igual o mas que los hombres.

La historia que verás a continuación trata de como un cambio de identidad por la represión de su genero para poder salir adelante la llevo a que la acusaran de tan horrible delito. Así que no dejes de disfrutar esta historia hasta el final y darte cuenta que para salir adelante lo que se necesita son ganas de trabajar, sin importar que te quieran limitar a llevar la vida que otros quieren que tengas y el protagonista de esta historia lucho contra todo para lograr su felicidad.

Las apariencias engañan y esto es una muestra de ello.

Para encontrarse en el sitio en el que están el día de hoy, las mujeres han debido batallar muchísimo. Y es que aún hay países donde la mujer es discriminada por el “genero débil”. Eso es lo que le tocó vivir a Pili Hussein, de Tanzania.

Ella es hija de un padre con 38 hijos de diferentes esposas. A temprana edad, debió trabajar con el ganado para poder comer. La escuela no era una alternativa para ella y otras de sus hermanas.

En esta situación, lo que muchas mujeres hacen es intentar lograr un esposo que las sostenga. De ahí que, Pili se casó a temprana edad, mas su esposo era muy violento. Por eso a la edad de 31 años terminara su catastrófica relación y escapara. Entonces empezó a deambular por las calles de Tanzania hasta llegar a Mererani.

Este pequeño pueblo se encuentra al pie de una de las montañas más grande de África, en el Kilimanjaro. Si bien es bastante pequeño, cuenta con una de las minas más codiciadas del planeta. Allá es el único sitio donde se puede logra encontrar la bella piedra azul famosa como la Tanzanita.

Ella sabía que su única opción de subsistir era trabajando en aquella mina. Mas debido al prejuicio, siendo mujer jamás lograría el trabajo. De forma que inventó un plan para poder entrar a la mina como trabajadora.

Pili se transforma en un enorme hombre

“Como las mujeres no pueden entrar en la mina, me disfracé de hombre grande y fuerte. Me puse pantalones grandes y los corté como pantalones cortos para parecer más hombre. Esta fue la única forma como pude lograr entrar a trabajar” nos comentó Pili.

Al poco tiempo, Pili si hizo renombre en la mina, siendo famosa como el “Tío Haussein”. Ella cambiaba por completo su personalidad y apariencia a lo largo de las horas de trabajo. Absolutamente nadie sabía la verdad sobre ella por un buen tiempo.

“Llegué a trabajar hasta doce horas al lado de el resto hombres de la mina, mas jamás supieron que era mujer. Yo tomaba con ellos Konyagi, el licor de la localidad, y cara gracietas sobre las mujeres del pueblo que me atraían” afirmó Pili.

Muy frecuentemente, la mujer trabajaba considerablemente más duro que sus colegas. Después de un tiempo, la mujer se hizo especialista en encontrar las piedras, con lo que acabó creando su fortuna. Con el dinero que consiguió, Pili pudo asistir a su familia a edificar casas nuevas. Además de esto, pudo formar su empresa minera y contrató a más de setenta empleados.

No obstante, algo ocurrió que la forzó a descubrir su auténtica identidad. Una pequeña de la localidad confesó haber sido violada por un minero, y la policía los estudió a todos. Entonces fueron al “Tío Hussein” como uno de los sospechosos.

Revela toda la verdad

“Cuando la policía me detuvo, fui señalada como un violador, con lo que debí ir a la comisaría” afirmó Pili. Bajo estas circunstancias, no le quedó más opción que decir toda la verdad sobre su identidad. Entonces confesó que era mujer, si bien los policías no le creyeron. Mas después de examinarla, se dieron cuenta que afirmaba la verdad. Por tal razón, la descartaron como sospechosa y la dejaron en libertad.

Sus colegas estaban pasmados, puesto que jamás se habían dado cuenta de ello. En verdad, muchos no le creyeron en lo absoluto. Sin embargo, cuando la mujer se volvió a desposar y a tener hijos, todas y cada una de las dudas se disiparon.

“Estoy orgullosa de lo que hice. El día de hoy soy millonaria, mas fue durísimo el viaje” comenta Pili. “Me aseguraré que mi hija vaya a la escuela y reciba la educación que no tuve. Deseo que tenga una vida diferente a la que tuve que vivir” agregó. Indudablemente, esta mujer es un caso de fortaleza y constancia para todos.

Desgraciadamente, esta mujer debió fingir ser hombre para poder probar que las mujeres pueden trabajar mas o igual que los hombres. Con su inigualable fuerza y voluntad, hizo cosas que muchos hombres ni tan siquiera sueñan con hacer. Indudablemente, mujeres como merecen nuestro respeto y admiración. Si estas contra la discriminación de género, comparte este artículo en tus redes sociales.

NOTA:Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De Youtube Haz Click Aquí